La acción de soplado es muy común en la industria dentro del aire comprimido. En muchas ocasiones no se concede gran importancia a los tipos de tubos que se instalan cuando existe la necesidad de soplado.

Según los datos, hasta un 70 %, de aire comprimido en una empresa se utiliza en aplicaciones de soplado.

¿Aplicaciones del soplado?

El proceso de soplado se utiliza en la industria para las siguientes acciones:

  • Limpieza
  • Secado
  • Refrigeración
  • Transporte
  • Clasificación

Por regla general las instalaciones no van precedidas de un estudio técnico y ésto unido a que los conocimientos del soplado con aire comprimido suelen ser muy limitados, la eficacia del soplado termina siendo deficiente. A diario es muy común observar la existencia del doblado y conformado del tubo a escape libre para obtener el ángulo y cono de soplado que se desea. A pesar de ello, el soplado con tubo a escape libre suele funcionar, aunque con problemas conocidos como:

  • Ruido perjudicial debido a la alta turbulencia.
  • Despilfarro de un costoso aire comprimido y con ello pérdida de eficiencia energética.
  • Riesgo sanitario, puesto que, el aire comprimido puede penetrar en la circulación sanguínea del operario.

Nuestro objetivo básico en el proceso de soplado aire comprimido consiste en crear una corriente de aire uniforme, regular y recta (corriente de aire laminar) para sustituir a la corriente de aire turbulenta y ruidosa que producen los tubos a escape libre. Las boquillas de soplado deben de combinar una elevada potencia de soplado, un nivel sonoro bajo y un consumo de energía bajo.

Si al final sustituimos las instalaciones de tubo a escape libre por boquillas de soplado eficiente, conseguiremos:

  • Mejor eficiencia energética en instalaciones de aire comprimido
  • Disminuir el nivel sonoro en un 50%.
  • Reducir el consumo de aire en por lo menos un 30% y con ello el coste.
  • En materia de seguridad, cumpliremos con la normativa.

¿Tipos de aplicaciones industriales de soplado?

Los dos grandes tipos de aplicaciones en los que podemos dividir según su objetivo son:

  • Aplicaciones que requieren una fuerza de impacto (expulsar, clasificar…)
  • Aplicaciones que necesitan cubrir un área efectiva (secar, limpiar, refrigerar…)

En ambos casos, si conseguimos  seleccionar las boquillas adecuadas para cada aplicación, tanto para pistolas como para tuberías de soplado, podemos reducir los costes con un ahorro de hasta un 75%. El uso de tubos con soplados a escape libre supone un enorme derroche de energía.

Los factores de diseño a considerar son en el proceso de soplado son:

  • Tiempo (T)
  • Distancia (L)
  • Presión de impacto (Pw)
  • Presión de soplado (P0)
  • Diámetro de la boquilla

Esperamos que este post sobre el soplado en el aire comprimido le sea útil y si tiene cualquier duda en su instalación o necesita material como pistolas de soplar, espirales, enchufes rápidos o cualquier material para instalaciones puede contactar con nosotros desde el apartado de CONTACTO o el teléfono 965448922.