tratar-aire-comprimido

Los contaminantes en el aire comprimido tienen un efecto adverso en todos los componentes del sistema de distribución de aire.

El aire comprimido sucio y húmedo cuesta dinero porque:

  • Genera líneas de aire corroídas.
  • Disminuye la potencia y eficiencia de las herramientas neumáticas.

Incrementa los gastos de mantenimiento y reparación:

  • Los aerosoles que aportan los compresores son arrastrados a los componentes neumáticos.
  • La partículas sólidas desgastan y ensucian conductos y superficies a trabajar.

Contribuye a aumentar los productos rechazados:

  • Afecta el color y la adherencia de la pintura en aerosol.
  • Favorece la descomposición de los productos alimenticios durante su proceso.
  • Acelera la corrosión y averías en los componentes neumáticos (válvulas, cilindros…).

Con un equipo apropiado de tratamiento de aire comprimido se mantiene la energía del sistema, se reducen los gastos de operación y se mejora la calidad de producción.

EN JENDER OFRECEMOS UN ESTUDIO GRATUITO PARA EXAMINAR LA CALIDAD DE SU AIRE COMPRIMIDO Y PROPONER LA MEJOR SOLUCIÓN PARA SU INSTALACIÓN EN PARTICULAR

¿De dónde viene la humedad?

El aire atmosférico siempre contiene humedad, o vapor de agua. La cantidad de humedad retenida en el aire se determina por la temperatura y, en menor magnitud, por la presión. Cualquier bajada en la temperatura o incremento en la presión causará la condensación de la humedad del aire.

Humedad relativa: es la cantidad de humedad presente en el aire. + Info.

Ejemplo:

Un metro cúbico de aire a 25ºC puede retener alrededor de 24 g/m3 de humedad.

Si retiene los 24 g/m3 completos, entonces decimos que tiene el 100% de humedad relativa o que está saturado.

Si el mismo metro cúbico de aire retiene solo 12 g/m3 de humedad, entonces tiene el 50% de humedad relativa.

Punto de saturación: es el punto en el cual el aire retiene todo el vapor de agua que puede (100% de humedad relativa).

PARA VER NUESTRA OFERTA DE SUMINISTROS PARA AIRE COMPRIMIDO, PINCHE AQUÍ